Company Logo

Catástrofe Aérea anunciada en Bogotá

La incompetencia de los organismos encargados de la seguridad aérea en el país causará tarde o temprano una catástrofe aérea en Bogotá a menos que se reparen los instrumentos de radar oportuna y adecuadamente.

El problema reside en que:

  1. El radar duplica a un avión aleatoriamente representándolo dos veces en la pantalla

  2. El radar muestra altitud errónea

  3. Lo anterior sucede con una frecuencia diaria de 6 veces, para un número des despegues y aterrizajes equivalente a más de 60 por hora en total y que se desea ampliar a más de 80 por hora.

Equivale a manejar un automóvil en una autopista de altísima velocidad (más de 500 km / por hora) sufriendo ataques de epilepsia de pocos segundos de duración durante el cual el conductor ve dos veces un mismo carro y que además ve que va a colisionar con ellos, y ve los autos a distancia errada.

Los "expertos" de la aereonáutica colombiana afirman que no hay riesgo para los pasajeros pues "el sistema radar opera dentro de los parámetros internacionales de la OACI para garantizar la seguridad aérea.", y lo más grave es que ellos mismos se creen ese cuento.

A continuación el artículo de primera página con la noticia publicada en EL TIEMPO

______________________________________________

Febrero 24 de 2008 (EL TIEMPO)

Fallas en radar de aeropuerto Eldorado provocan choque entre controladores y la Aeronáutica Civil


Información relacionada
Escuche a un Controlador aéreo informando sobre problemas en el sistema Problema Radar de Eldorado: Altitud de colisión. Problema Radar de Eldorado: dos naves a 14.000 pies

Foto: Archivo / EL TIEMPO
Fernando Sanclemente, director de la Aerocivil.Por falsas señales y datos de altitud, los trabajadores se declaran en 'estado de alerta'. La entidad dice que no hay riesgo alguno para la seguridad de pasajeros y aviones.

Lo cierto es que hace varias semanas, un controlador aéreo de ese terminal aéreo vio en su pantalla de radar una señal de alerta que le indicaba que dos aviones estaban a punto de estrellarse en pleno vuelo.

El funcionario optó por no darles ninguna indicación a las aeronaves, y al cabo de unos segundos, la señal de alerta desapareció.


Esta situación, que sería grave para cualquier controlador aéreo del mundo, en Bogotá ya se ha vuelto algo frecuente.


Eso denuncian controladores y técnicos del aeropuerto más grande del país, quienes aseguran que fallas en el sistema de radar estarían poniendo en peligro la seguridad de miles de viajeros.


Denuncia en la Procuraduría


La situación ya fue denunciada ante la Procuraduría General de la Nación, que adelanta una investigación.


Adicionalmente, el pasado 31 de enero, al despacho del director general de la Aerocivil, Fernando Sanclemente, llegó un documento firmado por 79 controladores (de los 126 que hay en Bogotá) declarándose en 'estado de alerta' ante la falta de garantías que ofrece el sistema de radar.


En esa comunicación se deja constancia de 65 fallas durante el mes de diciembre y se subraya la "degradación de los equipos (fiabilidad)".


La Aerocivil responde que los controladores cuentan con otros mecanismos y procedimientos para usar en caso de que el radar falle y que por cada sistema existen dos equipos, es decir, que siempre hay uno de respaldo, lo que "aleja cualquier posibilidad de riesgo para la operación aérea".


Pero para varios controladores consultados por EL TIEMPO -y quienes prefieren mantener su nombre en reserva por temor a represalias- las fallas que se presentan no son un asunto menor y se ven agravadas por 'caídas' en las frecuencias de radio.


Aviones que se triplican


Por ejemplo, en reiteradas ocasiones -aseguran- el radar detecta la presencia de un avión, pero en un momento dado esa imagen se duplica y hasta se triplica en la pantalla, haciendo que el controlador vea en ella tres aviones con direcciones distintas, cuando en realidad sólo existe uno.


"En ese momento -cuenta un controlador- uno no sabe cuál de las tres aeronaves es la verdadera y a cuál darle las instrucciones. Y aunque es cuestión de segundos, esto puede ocasionar un accidente. No hay que olvidar que la velocidad de un avión de pasajeros en fase de aproximación es de 350 kms por hora, en promedio".


Otra falla recurrente -denuncian- es que a veces se registran variaciones súbitas en la información sobre la altitud de las aeronaves, situación que en algunos casos llega al punto de provocar que las pantallas se pongan en rojo, para alertar al controlador de una posible colisión.


EL TIEMPO consultó a un técnico en radares con amplia experiencia y que conoce a fondo el tema desde hace varios años, y le mostró videos con varias de las fallas denunciadas por los controladores.


Según él, si bien es cierto que estas fallas pueden presentarse en un sistema de radar de forma esporádica, "una o máximo dos veces a la semana", en el centro de control de Bogotá "se registran hasta seis casos por día".


Este diario tuvo acceso a algunos de los registros que se llenan cada 24 horas en el centro de control de Eldorado donde aparecen días con reportes de hasta 30 fallas en el sistema de radar.


Por ejemplo, el jueves, 21 de febrero, entre las 10:30 a.m. y las 7 p.m. se registraron 21 fallas. Y en una de ellas se deja constancia de que dos aviones de pasajeros aparecen estrellados en la pantalla de radar: "mismo lugar, mismo nivel", dice el reporte.


'Nunca fueron compatibles
'


Las problemas empezaron a hacerse evidentes hace tres años, cuando se cambiaron los radares Alenia (italianos) por unos nuevos de la firma Lockheed Martin (E.U.).


Según técnicos de Eldorado, el problema radica en que las antenas Lockheed Martin -que se instalaron en Bogotá, Leticia, Bucaramanga y el viejo Caldas- fueron adaptadas para funcionar con otras de la empresa española Indra.


"Estos equipos nunca fueron compatibles, de ahí los problemas de duplicidad y cambios súbitos en el registro de altura de los aviones", dijo el experto.


Para los denunciantes, llama la atención que antes de que la Aerocivil comprara los equipos estadounidenses por cerca de 16 millones de dólares, un grupo de técnicos colombianos ya había advertido que estos eran incompatibles con los de Indra.


Sin embargo, la compra fue ordenada por la Aerocivil y aprobada por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).


Los equipos Lockheed Martin empezaron a funcionar en el 2004 y fue ahí cuando comenzaron los inconvenientes.


Otra prueba de que el problema existe y sigue latente, es un documento oficial de la misma Aerocivil de enero de 2008, en el se registran las fallas que ocurren a diario.


En este registro se observa que hay días en los que se presentan 40 casos de duplicidad y un número similar de casos de violación (falsas alarmas por posibles colisiones).


La Aerocivil, sin embargo, reporta -en enero de 2008- que el sistema de radar funciona bien en el 99,9 por ciento del tiempo de operación.


Un problema que lleva 3 años


El 27 de octubre del 2005, el propio Sanclemente les solicitó a Indra que efectuara una visita al país para solucionar el problema. Pero los funcionarios de la empresa española no pudieron hacer nada, según empleados de la Aeronáutica, porque los proveedores de Lockheed Martin amenazaron con dar por terminada la garantía de sus equipos si estos eran 'tocados'.


Sin embargo, Indra le informó a EL TIEMPO, en Madrid, que sus técnicos volverán al país en abril, por solicitud de la Aerocivil y la OACI, para revisar e intentar solucionar las fallas.


Una visita que confirma que este problema lleva ya tres años sin que se logre darle una solución definitiva.

Cronología

En 1992, la Aerocivil compró los equipos de radar italianos Alenia, con vida útil de 15 años. Empezaron a funcionar en 1994.
En 1999 se firma un contrato con la empresa española Indra para modernizar el centro de control del aeropuerto Eldorado.
En el año 2002 se compran los radares Lockheed Martin para reemplazar los Alenia y entran a operar a principios del 2004. La empresa estadounidense subcontrata con Indra para que provea cuatro radares secundarios. Aunque la instalación y funcionamiento de estos equipos quedan bajo la supervisión y responsabilidad de la empresa estadounidense, en abril será Indra la que vendrá a prestar una solución, pues según dicen los técnicos de Eldorado, la empresa Lockheed Martin no ha atendido los requerimientos de la Aerocivil.
Aumentarán las operaciones

Actualmente en el Aeropuerto Eldorado de Bogotá están autorizados hasta 36 aterrizajes y 30 despegues por hora. Fuentes cercanas a la Aerocivil confirmaron que ya se firmó un documento con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para aumentar este número a 44 aterrizajes y 44 despegues por hora.

Esta situación preocupa a los controladores de Bogotá, pues aumentar los vuelos sin solucionar la incompatibilidad de los radares implica -dicen- exponerse a un nivel de riesgo mayor en la operación aérea.

'No existe ninguna situación de emergencia por el funcionamiento de los radares': Aerocivil

La Aeronaútica Cívil le respondió a EL TIEMPO por escrito sobre el alcance y magnitud de las fallas en el sistema de radar de Eldorado.

¿Hay fallas en el sistema de radar del aeropuerto como, por ejemplo, duplicación de aviones?

La duplicidad es un evento aleatorio que puede suceder por diferentes factores y es pertinente informar a la opinión pública que actualmente no existe dentro de los desarrollos tecnológicos internacionales un sistema automatizado de gestión de tránsito aéreo que garantice que no se presente duplicidad en la detección de las aeronaves en la pantalla de visualización radar.


Y la falla en duplicidad en el Centro de Control de Bogotá esta dentro de la tolerancia aceptada por la OACI.

Pero en el 2005 la Aerocivil reconoce en una carta a la OACI que existen fallas en el sistema...

Pese a que actualmente el Centro de Control de Bogotá opera dentro de los parámetros de confiabilidad, integridad y disponibilidad recomendados por la OACI, la Aeronáutica civil, con miras a optimizar el funcionamiento de los radares Lockheed Martin solicitó a la OACI su intervención sobre estos sistemas, para mejorar su desempeño. La firma Indra (España) realizará una intervención técnica en abril próximo, con la cual se espera solucionar los inconvenientes que se han presentado en la fase de evaluación.

¿Existe incompatibilidad entre los radares de Lockheed Martin y los equipos españoles de Indra?

Los datos aportados por los radares Loockheed Martin que provienen de un radar secundario fabricado por Indra, y las pantallas de procesamiento del centro de control de Bogotá, marca Indra, requieren de un ajuste en el software que será realizado por esta misma compañía.


Queremos insistir en que no existe, por ningún motivo, un estado o situación de emergencia en el funcionamiento del sistema de radar del Aeropuerto Eldorado que pudiera significar riesgo para las tripulaciones o los viajeros.

61 controladores están en 'estado de alerta' por las fallas en el sistema de radar. ¿Qué responde?

Podemos afirmar que el sistema radar opera dentro de los parámetros internacionales de la OACI para garantizar la seguridad aérea. Y que la Aeronáutica Civil tiene personal técnico altamente calificado para el mantenimiento del sistema, las 24 horas del día. Por lo anterior no es veraz ni objetivo afirmar que la operación aérea enfrenta un 'estado de alerta', y así lo puede certificar la Asociación de controladores de tránsito aéreo, en un pronunciamiento oficial, del cual hemos tenido información.

ESTEFANÍA COLMENARES H.
REDACTORA DE EL TIEMPO