Suscríbete si te perjudica
la Ley 657

 
Alojado en drGdiaz.com

La Ley 100: Modelo de incompetencia

Como cada vez más personas tienen derecho a menos Salud. Violación de la Constitución y de la Ley 23 de 1981 por parte de los Sistemas Colombianos de Seguridad Social

Los sistemas de la Ley 100 e intermediarios de la salud violan los más elementales principios éticos, comercian con el dolor y la vida de las personas, obligan económicamente al médico y a los profesionales afines a actuar contra su ética profesional, impiden el libre ejercicio de la medicina, deterioran la calidad de los servicios médicos, encarecen el costo del cuidado de la salud y atentan contra la salud y vida de sus afiliados para generar cuantiosas ganancias.

Estos temas fueron publicados en la revista Colombiana Investigaciones Médicas y el material aquí expuesto ha sido censurado sistemáticamente desde comienzos de 1995 en muchos medios de comunicación. Digo censurado, pues creo inconcebible que los dueños de los grandes medios de comunicación Colombianos fueran incapaces de ver lo que sucede y no informarlo. Cabe anotar que todos los principales medios de comunicación Colombianos recibieron desde un comienzo la información aquí presentada, así como el Tribunal de Etica Médica, la Academia de Medicina, la Asociación Médica Colombiana, etc. 

Y años después de presentadas éstas denuncias, los mismos medios de comunicación no han podido esconder la realidad: El desastre en la Salud Colombiana.

Ley 100: Neoliberalismo en la Salud

  • Reduce gravemente la calidad de los servicios de Salud

  • Tiende a acabar con las profesiones de la salud

  • Genera corrupción

  • Amenaza la vida y salud de las personas

  • Encarece el cuidado de la salud

Los aquí publicado se refiere al problema mundial derivado de la aplicación de políticas neoliberales con la inclusión de intermediarios en el manejo de la salud y que en Colombia tienen nombre propio: Ley 100 de 1993 y Medicina Prepagada, sólo que la primera es obligatoria. Las consecuencias de dichas políticas en otros países han sido publicadas por ejemplo en el San Diego Tribune e Internet (buscar "HMO" que tiene un significado ficticio: Health Maintenance Organization, y uno real: Higher Malpractice Occurrence).

La Ley 100 e intermediarios de la salud son responsables de la pésima calidad de los servicios médicos y de la corrupción de la Medicina Colombiana pues su sistema es un caldo de cultivo para la corrupción del Médico Colombiano y para la degradación de los servicios de salud.

Tales sistemas restringen restringen el acceso de sus afiliados pues con excepciones que se pueden contar con los dedos de una mano, cuentan con profesionales suficientemente remunerados y con libertad de decisión suficiente para prestar el mejor servicio.

Similares restricciones se llevan a cabo con tratamientos, medios diagnósticos, etc, en perjuicio de sus afiliados, los cuales terminan rindiéndose a su enfermedad, amputados, etc, pues sólo aquellos pocos privilegiados que pueden seguir nuestras indicaciones logran buena atención de las EPS.

No podemos aceptar que esto continúe. Los responsables de la Ley 100, los gobernantes, los propios intermediarios, los ricos, los famosos, los dueños de los medios de comunicación, e incluso nosotros mismos, los profesionales de la Salud, fácilmente podemos ser afectados por ésta epidemia pues aunque contemos con excelentes médicos de cabecera, también dependemos del resto del equipo médico y paramédico que practica procedimientos y exámenes que caen en el fraude de la "seguridad social".

La problemática aquí expuesta interesa a:

  • toda persona que piense que alguna vez puede requerir algún tipo de servicio de salud

  • profesionales de la Salud (médicos, odontólogos, enfermeras, terapistas, etc.)

  • estudiantes de Ciencias de la Salud, pues con los intermediarios en Medicina su futuro es incierto

  • directivos y profesores universitarios

  • gobernantes honestos interesados por mejorar las condiciones de vida de sus respectivos países

  • muy especialmente los profesionales de la comunicación que puedan ser imparciales y objetivos

  • y a los responsables de la Ley 100 o de la interposición de intermediarios en la Salud, pues a ellos y a sus familiares, como pacientes, también los afecta, no importa cuanto dinero y poder les sobre.

Los hechos que se mencionan en ésta página unieron temporalmente al cuerpo Médico Colombiano, y es así como el 3 de diciembre de 1996 se formalizó la creación de la Asociación Médica Colombiana (AMC) bajo el auspicio del Consejo Superior de Instituciones Médicas. En dicha reunión se expresó claramente el rechazo general del cuerpo médico Colombiano a los Intermediarios de la salud y a la Ley 100. Sin embargo dicha asociación desapareció.

71 Médicos Colombianos firmamos y dirigimos una carta a la AMC, solicitando acciones para lograr la derogación de la Ley 100. Los odontólogos se nos unieron, así como los usuarios de los diferentes servicios de salud. Invitamos a todos a adherir a dicha carta y a no aceptar el fraude de la Ley 100 y los intermediarios por Intereses Personales, escondidos tras la máscara de principios constitucionales que precisamente dicha Ley viola.

Los directivos de las agrupaciones médicas continúan defendiendo la Ley 100 mientras la mayoría de profesionales de la salud se retiran de sus carreras, se corrompen o incrementan las filas de desempleados. Y la Ley 100 ha llevado al desastre total al sistema de salud Colombiano.

Eexisten personas interesadas en continuar violando el Código de Etica Médica, pues tienen obligaciones políticas o intereses económicos que los obligan a defender la Ley 100 y la Intermediación en salud, en especial aquellos que trabajan de una u otra forma para los servicios del Gobierno.

Hago un llamado a mis colegas médicos, a odontólogos, bacteriólogos, enfermeras, terapistas, etc, para que conserven la excelencia en su nivel científico y una conducta totalmente ética, evitando, en lo posible, hacer parte de EPS, IPS y Medicina prepagada.

El mejoramiento en las condiciones de explotación en que trabajan  logrado mediante paros y renuncias, únicamente produciría quizás un alivio parcial y temporal a las condiciones económicas de algunos, pero no a la salud de sus enfermos, y no nos libraría a todos nosotros y a nuestros pacientes del cáncer común que nos aqueja: INtermediación en la Salud, que es en realidad la raíz del problema.

Ejemplos de documentos relativos al HMO (POS en USA). Artículo en el Time Magazine (excelente artículo)