Suscríbete si te perjudica
la Ley 657

 
Alojado en drGdiaz.com

Qué es la ley 100?Un Fraude

La Ley 100 es un modelo de política neoliberal impuesto por organismos externos para condicionar prestamos internacionales especialmente. Fue elaborada durante el Gobierno de Gaviria y puesta en marcha durante la administración Samper. Su ponente fue el Dr. Alvaro Uribe Vélez.

Esta Ley, mediante un proceso de aporte obligatorio de todo residente, trabajador o pensionado, en Colombia, dice hacerse cargo de la salud de cada persona y para ello se basa en lo siguiente:

Excluye la libre relación paciente/médico y añade un intermediario a esta relación, quien cobraba un 12% de los ingresos de cada persona, pero que ahora se incrementó al 12.5%, asigna aproximadamente $10 dólares mensuales para cuidar la salud de cada uno y deduce para si una utilidad por sus servicios de intermediación.

Adicionalmente a este 12%, cada vez que un afiliado use el servicio, debe efectuar un copago, que es una cuota proporcional a los ingresos de cada afiliado y que se asignara a las IPS.

Los valores restantes van a un fondo especial manejado por el gobierno, quien debería emplear estos dineros para cuidar la salud de los mas necesitados y de los enfermos muy graves. Estos dineros no pueden ser empleados por las IPS.

La Ley 100 reconoce únicamente dos clases de ejercicio médico: el asalariado y el adscrito a Entidades Promotoras de Salud (EPS ) e Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS).

La ley establece que este 12% debe cubrir también las necesidades de salud de toda la familia. Pero como el aporte es obligatorio a cada persona, cuando hay varios trabajadores en alguna familia, muchas de ellas acaban pagando en realidad el 24% o mas de lo teórico.

Este nuevo sistema es obligatorio para todos los residentes en Colombia y no cubre ni total ni parcialmente los costos de los tratamientos efectuados afuera del sistema.

Estos aportes están destinados a cubrir las necesidades de la salud de todos los habitantes de Colombia, con un tope máximo de $10= dólares mensuales por enfermo, sin distingo de diagnóstico, edad, riesgo, etc, excepto en casos excepcionales, que la ley determinará.

El médico (adscrito o asalariado) siempre deberá limitar su formulación, diagnóstico y tratamientos a lo autorizado en un listado preestablecido, y que no sobrepase por ningún motivo los $10 dólares mensuales por enfermo, pues si no lo hiciese, los gastos que sobrepasen este limite serán responsabilidad de la IPS a la cual perteneciese el médico, lo cual haría peligrar su rentabilidad ( y el puesto del médico).

La nueva ley estimula la creación de IPS, facilitando la adscripción de profesionales, evitando así los contratos laborales y sus costos elevados por salario, horario, prestaciones, vacaciones, tiempo para estudio, lugar de trabajo, implementos y asistentes.

Por tanto, la Ley esta orientada a privatizar a los Seguros Sociales (ISS), Cajas de Previsión, etc, que por tener un presupuesto y una nómina, sobrepasan el limite de $10= dólares mensuales por enfermo.

Por otro lado, el médico que se adscribe aporta las siguientes ventajas para el sistema:

1- Sus decisiones profesionales (formulación, diagnóstico, tratamientos, etc) están limitadas por las políticas del gobierno e IPS y por tanto son manejadas para reducir costos.

2- Su remuneración es proporcional al numero de pacientes que atiende, lo cual ha hecho que cada paciente sea atendido en solo 6 minutos o menos, con la consiguiente rebaja de costos.

3- Esta reducción en el tiempo de atención por cada paciente reduce la posibilidad de detectar patología, lo que a su vez origina otra reducción de costos, pues se evitan tratamientos

4- Los 3 puntos anteriores sumados a los copagos, desestimulan el uso del servicio por parte de los afiliados, generando aun mayor reducción de costos.

5- Se transfieren al médico los gastos de oficina (arriendos, servicios, empleados, insumos, etc) quien deberá limitarlos lo mas posible, generando aun mas reducción de gastos al sistema.

6- Como no hay contrato laboral, se ahorran los gastos originados por vacaciones, incapacidades, cursos de actualización, etc.

El efecto directo de esta política sobre el enfermo será que se asignaran menos tiempo y recursos a su atención y se le estimulará a utilizar la medicina privada cuyos costos están subiendo exageradamente por un efecto paradójico de esta Ley:

Inicialmente se pensó que la medicina privada desaparecería y se esperaba que sus tarifas se reducirían. Pero lo que ha sucedido es que muchos excelentes médicos, bacteriólogos, etc, desalentados por las nuevas políticas de salud y por la medicina prepagada, están abandonando su profesión.

Esto ha generado una gran escasez de buenos profesionales de la salud, pues el plan obligatorio y la medicina prepagada no pueden suministrarlos. Así las cosas, existe reducidísima oferta de médicos particulares, quienes han elevado sus costos para compensar la reducción de pacientes. Es paradójico, pero así esta sucediendo. Y la prueba es que los costos de la medicina privada están disparados. Y por parte de las Clínicas y centros médicos privados, sucede lo mismo.

Aunque los médicos están perjudicados, el mayor perjuicio lo reciben los enfermos, cuya salud actúa como amortiguador de los golpes que propina la nueva Ley.

Actualmente ( había colocado julio de 1996 -  ya estamos en el 2015)  el desastre en la Salud continúa en Colombia. Las entidades que suministraban atención médica a las personas de escasos recursos se encuentran al borde de la quiebra o están siendo privatizadas para ser entes lucrativos al servicio de los grandes pulpos comerciales. (Hospitales, Cajas de Previsión, ISS, EPS, etc.)

La calidad de la atención médica en Colombia esta descendiendo vertiginosamente, mientras los costos de la medicina privada se disparan en forma alarmante.

En muchas regiones del país hacen falta médicos, odontólogos, bacteriólogos, enfermeras, etc, y muchos profesionales de la salud están manejando taxis, montando pequeñas industrias o corrompiéndose con la nueva Ley 100.

Mientras, gente de escasos recursos es abandonada a su suerte, en este nuevo sistema de Salud Colombiano.

Los Colombianos debemos unirnos e impedir que los intermediarios (EPS, Agencias de Medicina Prepagada, etc) se enriquezcan a costa de la salud del pueblo y del trabajo de los profesionales de la Salud!

Es claro que dicha ley está en contra de los más elementales principios éticos, ataca el libre ejercicio de la medicina, deteriora la calidad de los servicios médicos, encarece el costo del cuidado de la salud y atenta contra la salud y vida de los usuarios.

La DESUNION MEDICA NACIONAL, apoyada por numerosos organismos científicos y sindicales como la Sociedad Colombiana de Radiología y similares, habaladas popr la corrupción de profesionales mediocres que no teniendo otra opción que crear monopolios, se han confabulado con quienes hacen las leyes para obtener beneficios económicos sin importar las consecuencias en la salud y contando con el silencio sospechoso de las academias de medicina

Por ello  ninguna acción ha conseguido solucionar el problema. Por ahora, para obtener buena atención de su EPS, usted tiene la oportunidad de seguir nuestras recomendaciones, que de hacerlo al pié de la letra, le permitirá obtener excelente atención de su EPS.

Apéndice

 

Unión Médica Nacional: Solución Contra la Ley 100

Tomado de Investigaciones Médicas de artículo del Dr Gonzalo Díaz