Suscríbete si te perjudica
la Ley 657

 
Alojado en drGdiaz.com

 



Médicos sólo podrían Recetar Genéricos


Tomado de el tiempo. Junio 4 de 2006
Medicamentos de marca serían ‘desterrados’ de fórmulas que se paguen con dineros públicos

El Gobierno sólo permitirá la prescripción de medicinas con nombres genéricos o denominación común internacional.

Esa obligación ya existe para los medicamentos incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS), pero no para los que no están en esa lista y que, por una tutela o una decisión de un comité técnico (CTC), deben ser suministrados a los afiliados a las EPS, ARS y colombianos pobres atendidos por clínicas y hospitales.


El Gobierno, que ya está trabajando en el tema y expediría en breve un decreto, solo admitiría la formulación de medicinas de marca cuando no exista la denominación genérica o cuando esta no lleve a una respuesta satisfactoria de la salud del paciente.


Esta iniciativa puede despertar tanta controversia como el proyecto de reforma a la Ley 100 de 1993, que no ha podido ser aprobado en el Congreso, algunos de cuyos miembros en la Comisión Séptima de la Cámara ya lo dan por enterrado, salvo que mañana, cuando esta célula legislativa se reúna nuevamente, suceda un milagro y tenga luz verde en su tercer debate.


El objetivo de restringir al máximo la prescripción de medicinas de marca, como lo señala un borrador de decreto que está siendo discutido por funcionarios de los Ministerios de la Protección Social y Hacienda, es evitar el desvío de recursos de la seguridad social, pues todas las formulaciones de medicamentos que no están en el POS pueden ser recobradas por EPS, ARS y hospitales al Fondo de Solidaridad y Garantía (Fosyga), que maneja los billonarios recursos destinados a la salud.


En otras palabras, según advierte la Defensoría del Pueblo, formular una medicina de marca o una con denominación común internacional tiene efectos económicos diferentes en el sistema de salud. Las de marca, en general, son más costosas, sin que, en muchos casos, haya ganancias en la efectividad del medicamento.


El viceministro de Salud, Eduardo Alvarado, admitió que ya hay un equipo trabajando en el tema, pues al Ministerio le preocupa el uso eficiente de los recursos del Fosyga, la protección que debe tener el consumidor y la fortaleza del sistema de salud.


La iniciativa, que nació en la Defensoría del Pueblo, fue acogida por el Ministerio de Hacienda y ahora está en la cartera de la Protección Social, promete generar una amplia controversia, pues pisará callos de varios sectores e involucrará temas como la ética médica, la calidad de los medicamentos, ahorro de dinero vs. el bienestar de los pacientes y el equilibrio financiero del sistema de salud.

Invima y Contraloría investigarán incumplimientos

Cuando un medicamento no se formule con su nombre genérico, el médico deberá explicar y demostrar plenamente la bondad clínica y paraclínica de la decisión y que si lo prescribe en su denominación común internacional se afectan en forma grave los derechos de paciente.

Además, el médico tendrá que señalar de manera inequívoca si los laboratorios o proveedores de dicha medicina le han ofrecido o recibe comisiones, premios, bonificaciones u otros beneficios por la formulación del producto.

Las EPS, IPS y CTC deberán informar al Invima, y este a la Contraloría General, si se prescriben medicamentos de marca sin tener en cuenta las excepciones establecidas. Habrá investigaciones y sanciones por desviación de recursos de la seguridad social.

El Invima ha señalado, según Minhacienda, que no hay justificación sanitaria o legal para que con una tutela se busque el suministro de un medicamento de una marca específica cuando existe equivalente farmacéutico.

POS, a paso lento

Para el presidente de la Achc (gremio de hospitales y clínicas), Juan Carlos Giraldo, debería examinarse en detalle el origen de tantas tutelas por medicamentos que no están en el POS.

Para él, lo que ocurre es que los avances de la medicina van mucho más rápido que la inclusión de nuevas medicinas en el POS, el cual, agrega, debe revisarse a fondo con base en un estudio nacional de epidemiología (el último se hizo hace 12 años) para saber cuáles son las enfermedades más recurrentes. El objetivo debe ser la cobertura plena en salud con servicios de buena calidad, y no apagar un incendio.

Millonarios pagos a EPS

Según el Ministerio de la Protección Social, entre el 2001 y el 2005 se presentaron al Fosyga 643.496 recobros por más de 637.000 millones de pesos por servicios y medicamentos que no están en el POS.

De ellos, al finalizar el 2005 se habían aprobado pagos por más de 330.000 millones de pesos (el de los recobros es uno de los motivos de agrios enfrentamientos entre EPS e IPS con el Minprotección).

Información de la Defensoría del Pueblo a octubre pasado da cuenta de que el POS agrupa aproximadamente 621 referencias de medicamentos, pero los suministrados por tutelas, y pagados por el Fosyga, corresponden a cerca de 1.100 referencias no incluidas en el POS.

Sobre medicinas para enfermedades de alto costo, la Defensoría observa que cerca del 65 por ciento del presupuesto es para medicamentos no POS.

De las cifras del Minprotección y de la Defensoría no se pudo establecer cuál es el costo de los medicamentos de marca.

Dudas al por mayor

La industria nacional, importante proveedora de medicinas genéricas al mercado local, podría ser una de las afectadas porque también comercializa muchos productos de marca.

Al presidente de Asinfar, Alberto Bravo, le preocupa que se propicie un ambiente que vaya en detrimento de las empresas colombianas por la integración vertical EPS-IPS propias, la creación de zonas francas hospitalarias y la importación de medicamentos del Asia y el Lejano Oriente en condiciones privilegiadas.

‘Médicos no se venden por prebendas’

Aunque hay coincidencia en la necesidad de cuidar los recursos públicos para la salud, Juan Carlos Giraldo se lamenta porque el ejercicio de la medicina se vea restringido por el aspecto económico debido a la desconfianza de EPS, ARS y el mismo Fosyga y que se crea que los médicos formulan determinados productos por prebendas de las farmacéuticas. El médico, dice Giraldo, prescribe lo que considera que es mejor para el paciente.

El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Zoilo Cuéllar, es un convencido de la necesidad de los genéricos, porque de lo contrario el sistema de salud se "revienta", al tiempo que demanda un reconocimiento para las farmacéuticas que investigan y lanzan nuevos productos al mercado.

Debe haber un adecuado control y vigilancia para que no haya sesgos en la formulación de medicamentos, pues se comenta, manifestó Cuéllar, que algunos profesionales reciben comisiones por prescribir ciertas medicinas, sirvan o no al paciente, que solo las venden determinadas farmacias o importadores.

En Asinfar existen directrices para que sus asociados no incurran en comportamientos que atenten contra la ética ni en prácticas comerciales desleales. Bravo se quejó de que existen médicos que reciben honorarios por desacreditar la industria nacional de genéricos.

EL TIEMPO quiso conocer las opiniones de Afidro (gremio de las multinacionales) y de Acemi (que agrupa a las EPS privadas) sobre el decreto que está en camino, pero no fue posible.

330.000 millones de pesos les ha pagado el Fosyga a las EPS por recobros de medicinas que no están en el Plan Obligatorio de Salud durante el periodo 2001 al 2005.

JORGE CORREA C.
REDACCIÓN ECONÓMICA

Quieren hacer obligatoria la formulación de medicamentos genéricos argumentando que los médicos reciben prebendas y beneficios de los  laboratorios internacionales por formular sus productos. Y si los que recibieran  las prebendas y beneficios de los productores de genéricos fuesen los legisladores que quieren hacer obligatoria su formulación?