Suscríbete si te perjudica
la Ley 657

 
Alojado en drGdiaz.com

Si usted seleccionó una o varios casillas de la 1 a la 14, y/o la casilla 18, como mínimo usted tuvo algo que ver en la implementación de la Ley 100, o tiene intereses económicos en alguna compañía Intermediaria de salud. Estoy seguro que usted no se siente orgulloso de haber seleccionado dichas casillas y prefiere mantener su identidad y opinión anónimas.

Si usted seleccionó alguna o ambas de las casillas 15 y 16 y no alguna de las casillas 17 o 18, hay un error en sus respuestas. Por favor verifique éstas cuatro casillas y continúe el test.

Si seleccionó la casilla 19 y también alguna de las casillas 15 y/o 16, hay un error en alguna de sus respuestas: Si usted se mantiene actualizado, debería saber que muchos de los exámenes, procedimientos y medicamentos aceptados por los intermediarios son obsoletos e inconvenientes. Por favor verifique. Recuerde que los resultados del test son únicamente para Usted.

Si contesto afirmativamente a las pregunta 20 y 21, es posible que haya un error. Por favor revise sus respuestas antes de continuar y si encuentra que son correctas, prosiga, pero recuerde que si tiene clientela particular, esta espera recibir mejor trato que la prepagada u obligatoria.. Si piensa que estoy equivocado, por que no recomienda a sus pacientes particulares que se afilien a la medicina prepagada, o al POS, y así ahorrarían dinero cuando requieran sus servicios?

Si contesto afirmativamente a la pregunta 20 y negativamente a la 21, usted esta en peligro de perder su clientela particular, pues esta no tolerará al recibir igual trato que los pacientes prepagados o del POS, o su adscripción a medicina prepagada o al POS, pues ellos no tolerarán que usted sobrepase sus límites de gastos al recomendar y exigir lo mejor para sus pacientes.

Si contesto negativamente a la pregunta 20 y afirmativamente a la 21 usted está sometido a considerable stress pues trata de hacer lo mejor que puede sirviendo a dos amos contradictorios (los intermediarios y la clientela particular). Seguramente contestó afirmativamente a la pregunta 17 y ha considerado cambiar de oficio o abandonar el país, pues Usted no se siente a gusto haciendo un trabajo inferior a sus capacidades.

Si contestó afirmativamente a la pregunta 22, recuerde que una golondrina no hace verano y que para tratar a un enfermo, no sólo se requiere el médico. Necesita también Clínicas, bacteriólogos, medicamentos, ayudas diagnósticas y terapéuticas, etc. Su desprendimiento de una u otra forma está perjudicando a sus colegas y beneficiando a los intermediarios de la Salud, quienes se benefician a costa suya. Los pocos pacientes prepagados u obligatorios a quienes usted ayuda piensan que obtienen por lo que están pagando y no reconocen su generosidad.

Si contestó afirmativamente a la pregunta 23, su futuro es incierto en Colombia pues usted no acepta la corrupción de nuestro sistema de salud.

Si contesto afirmativamente a la pregunta 24, debe saber que usted no es el único que piensa así y que algún día será atendido por profesionales que piensen como usted.

Para terminar:

El hecho de ser explotado por un intermediario de salud, de ser económicamente obligado a aceptar honorarios menores a sus capacidades, o a rebajar sus capacidades para corresponder a los honorarios que reconocen los intermediarios, es de por sí humillante, vergonzoso y degradante.

Sin embargo, no deja de sorprender que los explotados traten de defender a su explotador, para justificar su proceder y decidan atacar a quien los defiende para engañar a su conciencia y tener una falsa sensación de estar obrando correctamente.